Economía
Grifo de agua. PIXABAY

UGT exige garantías laborales en la remunicipalización de servicios públicos

Advierten de que el empleo suele ser la primera víctima en este tipo de procesos

0
Jue, 6 Abr 2017

¿Remunicipalización se servicios públicos? Sí, pero asegurando que se cumplirán las garantías laborales y que el empleó no sufrirá. Y es que, ahora que en muchas comunidades se plantean llevar a cabo este tipo de procesos, la secretaria general de la federación de empleados de servicios públicos de UGT de Catalunya, Encarna Fernández, ha pedido que las administraciones aclaren cuales serían las implicaciones laborales que supondría la remunicipalización de servicios públicos, tanto para los empleados de las concesionarias como para los de las administraciones.

"No todo es tan sencillo como algunos dicen", ha advertido señalando que recuperar la gestión directa de un servicio o tener que empezar a asumirla porque nunca antes se había tenido, supone mucho esfuerzo. No basta con que los sueldos de trabajadores pasen a depender de los presupuestos públicos. Hay que asegurarse de que se garantizar todas las garantías laborales.

¿Qué más hace falta? Según la vicesecretaria general del área externa de la federación, Montse Romero, se necesitan cambios legislativos y llegar a la negociación colectiva. De hecho, algunas de las modificaciones necesarias ya han sido propuestas por UGT para la ley de contratación pública que se tramita en el Congreso de los diputados- y negociación colectiva.

Evitar la externalización

Si se llevaran a cabo cambios en la normativa se podrían revertir la externalización de servicios públicos bajo garantías. Sin olvidar que se podría controlar mejor a las posibles empresas concesionarias de servicios para que den buenas condiciones a sus empleados.

Medir la capacidad de las administraciones

Y, aunque es muy positivo que los ciudadanos tengan más servicios y de más calidad, hay que tener en cuenta y medir al detalle si realmente las administraciones tienen la capacidad necesaria para remineralizar y hacerse cargo de estos servicios. Así se ha expresado Fernández señalando que hay velar por que la gestión indirecta no implique recortar condiciones laborales. "Cada servicio y cada empresa es un mundo".