Registro en la sede de Licuas. EFE