Los Genoveses

Manuel Moix, un Fiscal bajo sospecha

Un repaso por su trayectoria y sus decisiones más polémicas

0
Vie, 21 Abr 2017

Manuel María Moix Blázquez, recientemente nombrado Fiscal Jefe de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada, cumplirá el próximo 24 de abril 59 años. Según el escalafón publicado por el Ministerio de Justicia acumula más de 30 años de servicios al MF si bien con anterioridad su nombre y apellidos figuran entre los opositores a Letrado del Consejo de Estado, junto a otros opositores que con el tiempo han ocupado y/o siguen ocupando puestos tanto en la judicatura como en la actividad pública, como son los casos de Manuel Marchena Gómez, actual Presidente de la Sala II del Tribunal Supremo o de Ana de Palacio del Valle Lersundi, ex Ministra de Asuntos Exteriores del Gobierno de Aznar y en estos empresaria y Consejera de Estado electiva designada por Mariano Rajoy.

De nombramiento en nombramiento

Sobre su trayectoria profesional, según informa el BOE del 27 de febrero de 1986, tras pasar por el Centro de Estudios Judiciales y ser nombrado abogado fiscal , toma posesión de su primer destino en la Audiencia Provincial de Ciudad Real.

Se da la feliz circunstancia que entre sus compañeros de promoción se encuentra un joven Jesús Ignacio Santos Alonso que con el paso de los años y tras solicitar la excedencia voluntaria, hoy es el abogado defensor del Partido Popular en varios procesos judiciales. Entre otros, la “PS 1999-2005 Primera Época Gürtel” que se está juzgando en la Audiencia Nacional y cuyo tribunal ha decidido llamar como testigo a Mariano Rajoy al que con vehemencia Santos se opuso, al igual que lo hizo la Fiscal dependiente de Moix.

Tras rodar sin pena ni gloria por varios destinos su trayectoria recibe en el año 2001 un fuerte y decisivo impulso. El 16 de enero de ese año es nombrado a propuesta del Ministro de Justicia, por entonces Ángel Acebes Paniagua, Fiscal de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado cuyo titular era Jesús Cardenal, miembro además del Opus Dei.

Todo iba viento en popa a toda vela. Tanto que dos años después en julio del 2003 otro Ministro de Justicia genovés, José María Michavila, le nombra Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid tras ser cesado su predecesor Mariano Fernández Bermejo tras mantener una polémica con el propio Michavila, a raíz de unas críticas sobre los nuevos 'juicios rápidos'.

En este puesto en el que se ha mantenido 12 largos años Moix se codea con lo más selecto de los genoveses originales y genuinos que desde 1995 gobiernan en el Gobierno regional primero con Alberto Ruiz Gallardón, después con Esperanza Aguirre y posteriormente con Ignacio González.

En junio del 2015 vuelve a tocarle la tómbola genovesa gracias al nombramiento como Fiscal de la Fiscalía del Tribunal Supremo que tiene a bien firmar Rafael Catalá por aquel entonces y en la actualidad Ministro de Justicia

Pero es a partir de ese nombramiento cuando en los círculos mas próximos al eje Moncloa-Génova-Plaza de las Salesas su nombre comienza a lanzarse para cubrir la vacante que está previsto se produzca en la Fiscalía Anticorrupción tras la jubilación de Antonio Salinas. Dicho y hecho.

Sin pensárselo dos veces y según varios medios de comunicación advertido de los problemas que en un futuro pudiera provocar, José Manuel Maza, nuevo Fiscal General del Estado, nombrado tras el cese fulminante por la vía de no renovación del cargo de su predecesora Consuelo Madrigal, se tira al monte y decide proponer al Consejo Fiscal a Manuel Moix como  Fiscal Jefe de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad Organizada. Tras una apretada y no por ello menos atada votación obtiene el apoyo de  seis vocales frente a los 4 de Alejandro Luzón Cánovas y 1 Antonio Romeral Moraleda.

Un Fiscal que siempre está donde se le espera.

Pero sin restarle merito profesional alguno, su trayectoria ha ido acompañada de numerosas decisiones que ha ido tomando y que le han ido convirtiendo en un fiscal amable para las múltiples causas en los que dirigentes genoveses se han visto involucrados en los últimos años. Muy resumidamente estas son algunas de las más conocidas:

Caso Rato. A pesar de las evidencias más evidentes se negó a que el ex Ministro y Director del FMI fuera a prisión

Caso espías Puerta del Sol. Sin dudarlo, tras conocerse las primeras informaciones, n afirmó no ver indicios de delito y que solo investigaría un supuesto seguimiento y espionaje de altos cargos del Gobierno regional si recibe una denuncia al respecto.

Manifestaciones 15M. Con un entusiasmo desmedido se sumó a las descalificaciones que previamente había hecho la entonces Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Según Moix “incumplir una decisión judicial puede ser un delito de desobediencia a la autoridad judicial, como también es un delito ocupar ilegalmente una vía pública porque quiero, por mi voluntad (…) Ha habido una tolerancia mal entendida”.

Caso Blesa. Da las ordenes para que el MF se querelle contra el juez Elpidio José Silva por un delito contra la libertad individual, otro de prevaricación y un último continuado de retardo malicioso en la Administración de Justicia tras ordenar este juez el ingreso en prisión del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. Según Moix acordó estas medidas “a instancias de Manos Limpias”.

Caso Carril Bus Aguirre. La actuación de Moix fue rápida y sin fisuras. Rechazó la calificación de delito de desobediencia frente al criterio de la Audiencia Provincial de Madrid, considerando que debía tramitarse tan solo como una falta.

Caso Madrid Arena. En su escrito de acusación la Fiscalía de Madrid redujo de 25 a 14 las personas imputadas. El ministerio público dejó fuera a todos los responsables políticos y policiales del Ayuntamiento de Madrid al entender que no tuvieron una relación directa con la muerte de las cinco jóvenes en la avalancha producida el 1 de noviembre de 2012.

Un asiduo participante en FAES

Pero no podíamos acabar esta rápida visita por su trayectoria y decisiones sin incorporar un dato que une a los clanes genoveses como es su participación en cursos organizados por FAES, la Fundación insignia del Partido Popular. También Moix, como otros colegas suyos, han paseado por sus campus como si fuera el comedor de sus viviendas. Por citar algunos ejemplos, siendo Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid no tuvo reparo alguno en participar en los años 2014 y 2006 en cursos sobre “Fortalecimiento de la democracia” o la “Reforma del Estatuto del Ministerio Fiscal”. En uno de ellos compartió mesa con el hoy investigado en el Caso Púnica, Salvador Victoria, a la sazón Consejero entonces de Ignacio González, hoy detenido por la Operación Lezo.

 

Mucha más información y personajes en Los Genoveses