El alcohol con moderación no engorda y es beneficioso

0
Lun, 3 Abr 2017

El gran negocio del siglo XXI es la nutrición y todo lo que implica. Múltiples estudios financiados por empresas de alimentación tratan de orientar nuestra comida y nuestra forma de vida. Dietas y deporte son los sectores en los que las empresas crecen y actúan tratando de hacer indispensable el consumo de sus productos.

Les ofrecemos la dieta de nuestros abuelos, la toda la vida, la Mediterránea que es de las más saludables para mantener nuestro corazón alerta y evitar ictus cerebrales -y otras enfernmedades cardiovasculares- y, según algún estudio reciente, reduce hasta el 50% el riesgo de depresión.

Estos son los 11 consejos para una dieta mediterránea saludable:

  1. Aceite de oliva: La principal fuente de grasa de la dieta mediterránea. Preferiblemente virgen extra.
  2. Verduras y frutas: Deber estar presentes en la mayor parte de las comidas. Ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes, etc.
  3. Frutos secos, legumbres y semillas: Ricos en proteínas, grasas saludables y fibra.
  4. Hierbas y especias: Ayudan a dar sabor a la comida reduciendo asi la sal y la grasa al cocinar. Ricas en antioxidantes.
  5. Pescados y mariscos: Ricos en proteína. Mejor que no se frían. El pescado azul es importante por su contenido en grasa omega 3.
  6. Queso y yogurt: Comer en moderadas ocasiones. El calcio es bueno para los huesos y el corazón.
  7. Huevos: Su uso debe ser moderado. Ricos en proteína de alta calidad.
  8. Carne: Su consumo debe ser muy ocasional.
  9. Vino: Puede ser beneficioso si se toma con moderación. Una copa al día es suficiente. No más.
  10. Agua y ejercicio: Beber mucha agua y hacer ejercicio es esencial para mantener una vida saludable.
  11. La buena compañia: Alimentarse debe ser un acto social.