Política
COMISIÓN INVESTIGACIÓN
La presidenta regional, Cristina Cifuentes, al inicio de su comparecencia en la comisión de investigación por corrupción de la Asamblea de Madrid sobre los contratos de adjudicación de la cafetería del Parlamento en 2009 y 2011. EFE
La presidenta regional, Cristina Cifuentes, al inicio de su comparecencia en la comisión de investigación por corrupción de la Asamblea de Madrid
|
Fuente
:
EFE

Una crispada Cifuentes se lava las manos y se escuda en los técnicos

La presidenta de la Comunidad de Madrid responde a la defensiva a las preguntas de la oposición sobre la adjudicación a Arturo Fernández

0
Vie, 2 Jun 2017

No sabe nada, ella no valoró nada ni decidió absolutamente ningún detalle sobre la adjudicación del contrato para la explotación de la cafetería de la Asamblea de Madrid al Grupo Cantoblanco de Arturo Fernández. Esta ha sido la línea de defensa de Cristina Cifuentes, su discurso en la comisión de Investigación sobre la corrupción en la Comunidad de Madrid.  

“Buenos días señora Cifuentes ¿cómo se encuentra?”, decía el portavoz de Ciudadanos. “Estupendísimamente bien”, ha respondido y ha empezado la guerra. Dos minutos después de empezar su comparecencia, Cifuentes ya estaba con un tono crispado, enfadado y a la defensiva, repitiendo una y otra vez que no la dejaban hablar, denunciando que la interrumpen. “Si usted lo sabe, para que me lo pregunta”, “esto no tiene nada que ver con la cuestión”, “es que me está interrumpiendo”, “Si no le gusta mi respuesta, no em interrumpa”… son sólo algunas de las respuestas que Cifuentes ha dado.

El nivel de tensión ha sido tan alto que el portavoz de Podemos, Ramón Espinar, ha llegado a decir: "Le voy a pedir con todo el respeto que se comporte conforme a la dignidad de su cargo". 

Ella confió en los técnicos

“Lo que les molesta es que como no ha habido ningún caso de corrupción en mi Gobierno, usted está removiendo”, ha dicho Cifuentes para defenderse.

Pero esa no ha sido su línea central en la comparecencia. Según ha explicado ella no cometió ninguna ilegalidad porque no llegó a valorar si era Cantoblanco la empresa idónea para gestionar la cafetería de la Asamblea de Madrid. Ella no lo decidió porque lo hicieron los técnicos. Así se lava las manos

“Yo aprobé tanto en 2009, como en 2010 los informes técnicos porque son personas cualificas, funcionarios de la casa con una alta cualificación y lo di por bueno”. Así, la presidenta de la Comunidad de Madrid viene a decir que si se amañó el contrato para dárselo a Arturo Fernández ella no sabe nada porque sólo aprobó lo propuesto por otros.

“Cometí el pecado de no valorar, valoró el técnico”

Ciudadanos ha querido saber por qué eligieron a Cifuentes presidenta de la mesa de contratación “No pregunté por qué me nombraron. Lo decidió la mesa por unanimidad”, ha dicho.

Ahora bien, a la pregunta de por qué se dio el contrato al Grupo Cantoblanco de Arturo Fernández si no cumplía los criterios, Cifuentes ha contestado que ella no valoró nada, que su “intervención en el Comité de Expertos fue dar por buena las valoraciones hechas por los técnicos”.  “Me pareció estupenda la valoración del técnico” porque ella no acostumbra a discutir los criterios técnicos y por eso le dieron la adjudicación a Arturo Fernández.

“Cometí el pecado de no valorar, valoró el técnico”, ha acabado asumiendo. Eso sí, ha asegurado que “todo es un relato de ficción que no tiene que ver con la realidad, un relato en el que se quiere llegar a una conclusión: que la presidenta de la Comunidad de Madrid está relacionada con un asunto de corrupción y, para llegar a esa conclusión, se ha creado todo un relato paralelo”, ha dicho.

Cifuentes mantiene que la oposición está usando “la corrupción para perjudicar políticamente a los adversarios”. Y se defiende: “Si algo ha quedado demostrado en estos 22 meses es que el gobierno que tengo el honor de presidir ha combatido la corrupción”. 

“Viva la Guardia Civil, siempre la he defendido”

Otro de los momentos tensos se ha producido cuando Espinar le ha reprochado a Cifuentes que defienda el trabajo de la Guardia Civil cuando le interesa, pero no cuando es la UCO (Unidad central Operativa de la Guardia civil) pide que se la investigue, todo cambia.

Pero no todos han vivido la misma realidad. El portavoz del PP, Alfonso Serrano, se ha dedicado a atacar a Podemos y a defender a Cifuentes. Éste ha querido subrayar, y lo ha dicho en varias ocasiones, que “6 de cada 10 madrileños valoran su gestión” y por eso “tiene usted motivos para estar orgullosa de su gestión”.

Pero para el portavoz popular Cifuentes no sólo tiene el apoyo de los madrileños. “Sabe señora presidenta que tiene a todo el PP detrás, orgullosos de usted nos presida”, ha dicho.

 

Natalia Castro es redactora de El Plural