Sociedad
Morgan Mikenas, posando en una de sus fotos. Instagram
Morgan Mikenas, posando en una de sus fotos.
|
Fuente
:
Instagram

#BodyHairDontCare: la réplica feminista en Instagram

Las publicaciones de Morgan Mikenas, en las que aparece sin depilar, han despertado tanto admiración como confusión

0
Sáb, 6 Mayo 2017

La estadounidense Morgan Mikenas cuenta con casi 76.000 seguidores en su cuenta personal de Instagram, donde no solo publica fotos haciendo ejercicio, con animales o desconectando de su rutina, sino  también instantáneas en las que muestra el vello de sus piernas y sus axilas, fotografías que empezó a compartir hace unos meses.

La decisión de Morgan no solo ha sido noticia en las últimas semanas, sino que también se ha empezado a hacer viral en las redes sociales. Decenas de chicas se han sumado a su reto a través del hashtag #BodyHairDontCare, bajo el que se pretende demostrar que una mujer con vello en su cuerpo es tan femenina como aquella que no lo tiene.

Repercusión en Instagram

Como viene a ser habitual, se han desatado todo tipo de críticas acerca de este movimiento, tanto constructivas como destructivas. Sobre todo, a lo largo de los últimos días ha sido habitual ver cómo muchas chicas han querido apoyar a Morgan compartiendo fotografías en su perfil de Instagram, donde aparecen sin depilar y ‘defendiendo’ su derecho a decidir sobre su cuerpo.

La cuestión planteada por ciertos perfiles es la siguiente: ¿por qué lanzar una reivindicación así? Si no centramos en la postura de todas estas chicas, todos los comentarios coinciden en que “nadie debe mandar” sobre su cuerpo, o que es su decisión “mantenerse así”, ya que ellas son la únicas capaces de “juzgarse a sí mismas”.

Por otra parte, la nube crítica hacia esta tendencia ha criticado la “poca feminidad” o el “escaso aseo” de las chicas, una postura muy criticada por Morgan en uno de sus vídeos publicados en Youtube, donde explica cómo la gente le decía cosas como “Dios, pareces un hombre” o “¡no te has depilado!”.

Una publicación compartida de @hassavocahoe el

“Si hubiera dejado de afeitarme en el pasado apuesto a que me hubiera sentido sucia y avergonzada”, explica. “Me encanta mi pelo. Me encanta mi vello corporal. Me encanta ser la versión más natural y más humana de mí misma”, argumenta Morgan.

#MiVelloMisNormas

El pasado verano resucitó en Twitter el hashtag #MiVelloMisNormas, que impulsó el perfil @elvelloesbello en abril de 2016. Meses después, el Colectivo Feminista Amatista recuperó la etiqueta para reivindicar que “no depilarse no es ninguna moda, sino un derecho que deberíamos tener todas las mujeres y no ser cuestionadas por ello”.