El Telescopio

El periplo ‘berlanguiano’ para ser “marinero por un día”

Un joven emprendedor crea Trip&Feel, empresa que une pesca tradicional y turismo que se lleva a otro país por no existir regulación legal en España

0
Dom, 9 Abr 2017

La sostenibilidad por bandera. Este bien puede ser el lema del proyecto de Francisco Gracia, el joven alicantino artífice de Trip&Feel.

La idea, desarrollo y nacimiento de esta empresa, en EEUU daría para un guion de cine. “Soy hijo, nieto y bisnieto de pescadores”, afirma rotundo. Pertenece a una familia de pescadores tradicionales de El Campello. “Crecí en el puerto y he trabajado en la lonja vendiendo el pescado que traía mi padre”, lo que combinaba con sus estudios en la Universidad de Alicante.

El pesquero es uno de los sectores castigados por la economía. Si se habla de esa “pesca tradicional” a la que se ha dedicado siempre ésta y otras familias, la incidencia es todavía mayor. A esta actividad se encuentra ligada Trip&Feel, cuya historia, afinando más si se habla de Séptimo Arte, podría firmarla Luis García Berlanga por todo lo vivido por su protagonista.

Su fundador, como proyecto final de carrera, presentó un modelo de empresa basada en la diversificación del sector, en este caso centrado en la unión de la pesca con el turismo, lo que denomina “pescaturismo”.

Guion ‘berlanguiano’

La maldita crisis provocó hace 4 años el desguace el barco familiar. Aunque el proyecto Trip&Feel iba cosechando premios universitarios y reconocimientos empresariales, la legislación impedía su puesta en marcha. La parte ‘berlanguiana’ de todo es que, con el dinero de una beca de la Universidad de Alicante, esta idea española ‘emigró’ a Italia. “Me fui a Cerdeña a ponerlo en marcha porque la normativa local sí contempla esta diversificación”. Lo que iban a ser seis meses se convirtieron en año y medio.

Es llamativo que, con la conexión histórica que mantienen con el mar, en algunas regiones españolas todavía no existe la posibilidad de desarrollar una práctica como la pescaturismo. Ésta, sí reconocida en otras naciones, persigue combinar un sector como el de la pesca, con otro como el turismo, en el que España es potencia. “No es algo nuevo y el ejemplo es el turismo rural o el que gira alrededor del mundo del vino. Al fin y al cabo lo que también proponemos es un turismo de experiencia”.

“Vivir y sentir como pescador”

El turista “vive y siente como un pescador, y lo hace en el barco, en su día a día”. Está convencido de que la idea funcionará porque es “una experiencia única y auténtica”. “Es un acompañamiento al pescador. Sales con ellos y ves lo que hacen, en primera persona” y con este tipo de actividad, además de concienciar sobre la necesidad de respetar los mares, “contribuimos a la revalorización del producto fresco”.

 

El periplo de Trip&Feel propio de film surrealista finalizó el año pasado, cuando el proyecto es reconocido por Obra Social “la Caixa” como uno de los veinte seleccionados de su Programa de Emprendimiento Social. De manera que después de tres años de análisis, estudios de mercado y peleas burocráticas, “como es lógico, regreso a España”.

El aval de Obra Social “la Caixa”

El premio de “la Caixa”, tal y como reconoce Francisco “nos otorga algo que no teníamos como son las garantías, el aval de una gran fundación a la hora de reunirnos con ayuntamientos”. “Nos ha dado mucha visibilidad y una formación increíble” sin olvidar “el empuje económico brutal, porque es verdad que buscamos que Trip&Feel sea auto sostenible económicamente, pero para el arranque la ayuda de Obra Social “la Caixa” ha sido fundamental”.

No obstante, esto es España y la legislación todavía no permite la puesta en marcha de un proyecto atractivo para diferentes entidades, universidades, organismos empresariales y una de las fundaciones más importantes del planeta. Así que, una vez más, tras la buena noticia de Obra Social “la Caixa”, la idea de Francisco Gracia se choca, otra vez, de bruces con la realidad de la inexistencia de una regulación legal, lo que se traduce en la imposibilidad de ponerlo en marcha.

Tras muchos meses y con otra iniciativa de “turismo marinero que nos sacamos de la manga” desarrollada en Peñíscola, parece que Trip&Feel está más cerca de echar a andar. Su fundador, sin saber “si el cambio de Gobierno en Valencia ha influido, aunque nos han abierto las puertas y han mostrado interés”, ha logrado que, por fin, su región regule la ‘pescaturismo’ con la aprobación de la correspondiente Ley.

Por fin ya se ha aprobado la ley

Los trámites parlamentarios todavía demorarán unos meses el proyecto. Quién le iba a decir que aquella idea empresarial para un proyecto final de carrera, tras el recorrido ‘berlanguiano’ por Italia con la beca de una universidad española por no poder desarrollarla aquí, se hará realidad gracias al tesón de este joven emprendedor.

“Cuando todo esto empezó y se le conté a mis padres me llamaron loco. Ahora no sólo les he convencido, sino que están involucrados”. Así que ya saben, si quieren “sentirse marineros y pescadores por un día”, quédense con este nombre: Trip&Feel.